Experiencias

¡Estamos de aniversario de Daniela!

Tuvieron que operarla de craneosinostosis en arlequín en Madrid cuando tenía trece meses, ya un poco mayor para la operación, pues en Toledo nos habían dado otras indicaciones para intentar ayudarla como el casco, aunque en vano para lo que ella tenía.

Recuerdo que ese día me sentía como acorchada, todo me parecía una mala broma, mi suegro decidió que saliéramos a pasear y yo ni me enteraba de a donde me llevaban los pies. Tuve que sacarme la leche para no ponerme mala, con lo poco que me gusta el sacaleches, y me salían más lagrimas que leche (aún así entre el día de la operación y la uci, llene diez frascos hasta arriba…).

¡Que feliz me siento! Me sorprende pensar que hace cosa de un año, mi pequeñita pasaba por una operación de once horas nada más y nada menos.

Es increíble la fuerza que tenemos en nuestro interior, y las cosas que somos capaces de superar/afrontar; ella ha sido todo un ejemplo de luchadora, porque el camino entonces no fue fácil y ese verano para mi, fue un autentico infierno (todo el día en casa con dos niñas pequeñas y una recién operada, ya que a Daniela no podía darle el sol).

Pero aunque aún seguimos con revisiones, su cabeza esta creciendo con normalidad y es una niña sanísima ¡tenemos mucho que celebrar! Y ahora respiramos de otra manera ¡con más tranquilidad!