¡Vamos ha hablar de esta curiosa Meichila talla baby de la marca Kavka!

Si ya sois asiduos a mi blog o a mis talleres, sabreis que me gusta hablar de las cosas buenas y malas de cada portabebés, ya que cada uno es un mundo y no hay uno perfecto.

Pues toca desgranar a esta Meichila, llamada así por tener cierre de cinturón.

Los acolchados me gustaron mucho, y el estampado es muy bonito, discreto pero moderno, me recuerda al camufla pero de una manera muy original.

El tamaño del panel esta bien para bebés a partir de 62 cm hasta aproximadamente los dos años.

El ancho del panel se reduce con un velcro en el cinturón que nos va marcando la altura del bebé para darnos unas pistas; pero el alto del panel no se puede ajustar y eso no me gusta.

¡O igual yo no he encontrado como se reduce! Que el que tiene boca también se equivoca.

Tampoco tenemos metodo de ajuste para la zona de las cervicales del bebé, con lo cuál, para llamarse portabebés evolutivo, le faltan esos dos puntos que me parecen muy importantes.

Como dato curioso os contaré que viene con un nylon con hebillas para usarlo como si fuera una mochila (osea para hacer de cierre de seguridad).

Y es que la pega de que no tengamos ajuste en el alto del panel, es que los bebés cuando son pequeños necesitan mucha contención, ya que por ellos mismos no pueden sujetarse bien y menos con el movimiento del porteador.

Por si quereís echarle un ojo más a fondo, he creado un vídeo tutorial que os dejo a continuación.

Su p.v.p. es de 125€ 

Pero reconozco que este portabebés no es santo de mi devoción.

Abrir chat