¡Os traigo información fresca de primera mano sobre esta mochila!

Hace unos días me llego esta mochila, y debo decir que como soy muy fan de las mochilas hechas con fular, pues la mire con mucho recelo.

Y bueno, no os voy a engañar, como veís, no es textura que más me gusta. Pero reconozco que para que la sorpresa que lleve funcione, pues es una buena combinación, y es que…

¡El panel es demontable! Y encima ¡de rejilla! 

Como ya sabéis, antes de opinar me gusta conocer bien el producto, así que durante unos días le he dado caña, tanto con el muñeco de porteo como con…¡DANIELA!

Y es que esta mochila se reduce un montón (como para acoger a un bebé de unos 3 kg sin problemas), pero además estando desplegada, llevo a Daniela de forma cómoda y sin problemas.

Actualmente Daniela pesa 14 kg (la mochila marca que es apta hasta para 20 Kg), y mide cerca de un metro diez. 

Los acolchados son cómodos, aunque a la mochila se le notaba que le falta uso, pero eso se soluciona rápido con ¡mucho porteo!

¡Ya tenemos una mochila evolutiva, grande y fresca para el verano!

Y para demostraros lo bien que funciona, os dejo un reportaje muy completito de fotos y vídeos.

Abrir chat