Warning: Trying to access array offset on value of type bool in /usr/home/toledoporteo.com/web/wp-content/themes/irene-sarria-toledo-porteo/divi-children-engine/functions/divi-mod-functions.php on line 75 Probando, probando...¡Hoppediz! - Irene Sarriá - Toledo Porteo

Conocida marca alemana de fulares por su trayectoria en el mundo del porteo.

Son tan suaves casi todos sus tejidos desde que salen de fábrica que resultan muy fáciles de utilizar cuando por ejemplo te estas iniciando.12196043_1035507043136235_3066450276653930198_n.jpg

Con un gramaje alto su composición suele ser 100% algodón, aunque también hay unos modelos con lino para transpirar mejor sin perder soporte (como la bandolera de la fotografía). Prima el diseño de rayas aunque podemos encontrarlos también lisos o con dibujos.

Podemos disfrutarlos en fular, como bandolera o meitai “Hoptye”.img_20170902_1628471418949827.jpg Los precios de la marca son también muy asequibles y eso es otro punto a tener en cuenta cuando quieres iniciarte, claro que también puedes encontrar muchos de sus portabebés de segunda mano.

Como fular para empezar a portear en una zona con un clima más fresco y con bebés pequeños son una delicia, pero con bebés más grandes o pesados, necesitamos tener buena técnica a la hora de anudar para poder ir cómodas pues no tienen mucho soporte por si solos, y nosotras no los recomendamos para épocas de calor por su grosor aunque la cuestión de la termoregulación de cada una es muy personal.

Sus bandoleras son fáciles de ajustar tanto en nuestros cuerpos como a la hora de pasar por las anillas, gracias precisamente a esa suavidad que les caracteriza, y como nos cubre menos tela, resultan más frescas que portear con el fular.

En el caso del mei tai “Hop tye” resultan muy mullidos en los hombros además de que pueden encoger el panel de ancho y alto para poder llevar a bebés pequeños hasta aproximadamente el año o año y medio (todo dependerá de la velocidad de crecimiento de nuestro bebé); mi recomendación antes de utilizarlo es que os aseguréis de estar bien físicamente hablando, pues es un portabebés que se apoya en la zona del abdomen y por lo tanto resulta hiperpresivo.

En nuestro caso nuestro primer fular fue de esta casa, y para mi gusto es un fular que me resulta caluroso por la zona en la que vivimos (Toledo capital, zona de mucho calor y seco). Cuando nació Emma, un 23 de septiembre del 2013 hizo poco frío y nos vimos con la necesidad de encontrar otro portabebés más fresco, que nos permitiera transpirar mejor, porque con este y el abrigo nos sobraba ropa por todos lados en cuanto iniciabas una marcha.

Con lo cuál se nos quedo en casa prácticamente para ser usado con columpio con la pequeña, en algunos talleres para que pudieseis probarlo y así dar crédito de lo que contamos (sobre todo si te lo dábamos a probar en verano),… aunque algún día de los que si hizo fresco lo utilizamos para salir a la calle pero… ¡sin chaqueta claro!

¿Conoces la marca o disfrutáis de alguno de sus portabebés en este momento?

¡Gracias por seguir leyendo!